martes, 31 de diciembre de 2013

Que así sea quiero yo


Que 2014 traiga un aire nuevo para respirar, pero que el viento de la vida no nos empuje sin sentido y nos permita parada y fonda allí donde nos parezca.

Que en 2014 tengamos la suerte de no necesitar tener suerte.

Que en 2014 no se nos muera nadie (ni siquiera de asco), y que nos nazcan ilusiones viejas.

Que en 2014 vivamos como queremos vivir.

Que en 2014 podamos estar solos sin que nos falte la compañía, y que cuando estemos con otros no nos sintamos solos.

Que en 2014 no nos den gato por liebre, ni arroz sin bogavante, ni nada por nada.

Que 2014 sea el que traiga el agua en la sementera, y no se vuelva loca y se lleve todo por delante.

Que 2014 sea un año en el que no contemos los días para que algo termine, ni para que empiece nada.

Que 2014 sea el año de nuestros hijos, y que nosotros lo veamos.

Que en 2014 no perdamos la paciencia, ni la cartera, ni leamos las malas noticias en la cara de los nuestros.

Que en 2014 no nos suban la luz, ni nos bajen los sueños