sábado, 22 de noviembre de 2014

Y, I, R, Z: ASÍ SE DICEN


y
A esta letra se le llamaba i griega (al principio y griega), aunque también se le llamó y consonante, por oposición a la i vocal. El nombre i griega, es reflejo de su origen griego. Y éste es el nombre del alfabeto latino. Pero en 1869 el diccionario académico le llamó ye, que actualmente es el único recomendado para todo el ámbito hispánico.

i
Además de i, esta letra también recibe el nombre de i latina para distinguirla de la letra y, cuando se le llamaba i griega.

r
Ha sido habitual llamarla tanto erre como ere, reservando este nombre sólo para cuando se trata del sonido vibrante simple (coro), frente al múltiple (ramo, enredo). Pero esta separación carece de sentido y la Academia sólo utiliza erre como única denominación.

z
Tradicionalmente se le ha llamado zeta y zeda y ceta y ceda. Pero hoy sólo ser recomienda zeta, pues hoy zeda está en desuso. La Academia desaconseja las formas con c- (ceta y ceda) que nunca han cuajado en el uso, pues en el nombre no aparece la letra designada. 

LA LENGUA ES DIVERSA PARA LOS NOMBRES DE LAS LETRAS TAMBIÉN


LETRAS CON VARIOS NOMBRES


LETRA
NOMBRE EN ESPAÑOL DE ESPAÑA
NOMBRES EN EL ESPÑOL DE AMÉRICA
b
be
be
be alta
be grande
be larga
v
uve
uve
ve
ve corta
ve chica o chiquita
ve pequeña
ve baja
w
Uve doble
ve doble
doble ve
doble u
doble uve

En CATALÁN a la b y a la v también se les llama respectivamente be y ve, por lo que se suelen distinguir diciendo be alta y ve baixa. Esto explica que algunos hablantes españoles bilingües de la lengua madre catalana, al expresarse en castellano, utilicen impropiamente, para referirse a estas letras, las expresiones be alta y ve baja, que coinciden, ya ve, con las empleadas por los hispanohablantes de ciertas zonas de América.

En algunos lugares de Hispanoamérica hablan de la ve labiodental, como si en castellano existiera ese sonido y no el único  bilabial. Por eso esa denominación es inadecuada, ya que en español la b y la v representan un único fonema /b/ bilabial. 

LOS NOMBRES DE ESTAS LETRAS


SABÍA QUE…

El nombre de hache para la h procede de la denominación francesa de esta letra, posiblemente tras la introducción de la escritura carolingia por los monjes cluniacenses a finales de la baja Edad Media, de donde también tomamos el dígrafo ch par representar el fonema /ch/. El nombre francés de hache (italiano acca, catalán hac) parece provenir del latín vulgar hacca, que imitaba el sonido aspirado que esta letra representaba en su origen, y que desapareció muy pronto del latín hablado.

El nombre de jota, letra que tiene su origen en una variante gráfica de la i, proviene de iota, nombre griego de esa vocal.

El nombre uve para la v no se incorpora el diccionario hasta 1947, y a la ortografía hasta 1969. Surge de unir sus dos valores: u (vocal) + ve (consonante). Al principio se le llamaba v consonante o u consonante, por oposición a la u vocal. Desde 1869 se le llamaba ve, nombre muy arraigado en América. El nombre uve surge para distinguirla de la be.
El nombre de uve doble para la w es reflejo del origen de esa letra, que nace por duplicación de la uve.


QUÉ FÁCIL ES


LAS FORMAS Y LOS NOMBRES DE LAS LETRAS
Las veintisiete letras del español pueden ser MAYÚSCULAS y MINÚSCULAS. No en todas partes las llamamos igual. Atentos:

a
A
a

b
B
be

c
C
ce

d
D
de

e
E
e

f
F
efe

g
G
ge

h
H
hache

i
I
i

j
J
jota

k
K
ka

l
L
ele

m
M
eme

n
N
eñe

o
O
o

p
P
pe

q
Q
cu

r
R
erre

s
S
ese

t
T
te

U
U
u

w
W
uve doble

x
X
equis

y
Y
ye

x
X
zeta
Recuerde que sólo son propiamente letras los grafemas, los signos ortográficos simples. En español hay cinco dígrafos:

ch
/ch/
chaleco, chepa, chistera, chorizo, chuzo
ll
/ll/ o /y/ para los hablantes yeístas
llamar, llevar, silla, llover, lluvia
gu
/g/ ante e, i
pliegue, guitarra, guiño, guerra
qu
/k/ ante e, i
queso, querer, quiste, esquina
rr
/rr/ en posición intervocálica
arrancar, arrestar, arrimar, arrobar, arrugar



Recuerde que para localizar palabras escritas con los dígrafos ch y ll, debemos localizarlos en el diccionario dentro de la c y de la l, respectivamente.

LA ORTOGRAFÍA DEL ESPAÑOL



Recuerde lo que ya sabe: la ortografía del español es alfabética, se vale de caracteres latinos y se escribe de izquierda a derecha.

Junto con el alfabeto, el sistema fonológico latino pasó casi íntegro al español medieval. Aunque se perdió la cantidad en las vocales, cuyo papel lo pasó a desempeñar el acento prosódico. Repase la PRESENTACIÓN que sobre FONOLOGÍA LATINA hemos colocado en el ANAQUEL.

Aunque ya lo hemos comentado en clase vamos a recordarlo: en el español no existe identidad entre alfabeto fonológico y ortográfico. De ahí nace la dificultad que tú, como cualquier hablante, encuentras a la hora de escribir: la escritura es una convención, un acuerdo; utilizamos unos signos (letras, grafía) que sustituyen los sonidos.

Vamos a comparar el alfabeto fónico y el ortográfico:

ALFABETO FONOLÓGICO ESPAÑOL (24 SIGNOS)

a b ch d e f g i j k l ll
m n ñ o p r rr s t u y z

ALFABETO ORTOGRÁFICO ESPAÑOL (29 SIGNOS)

A B C CH D E F G H I J K
L LL M N Ñ O P Q R S T U
V W X Y Z


La no identidad entre ambos alfabetos produce determinadas dificultades. Vamos a señalarlas:

1.-Existen fonemas que se representan por medio de varias letras diferentes:
El fonema /b/ puede escribirse B, V o W.
El fonema /k/ puede representarse por C, QU o K.
2.- Existen letras que no corresponden a ningún fonema: la H.
3.- Hay letras que corresponden a la suma de varios fonemas; la X equivale a la unión de dos fonemas: /k/ +/s/.
4.- Tenemos letras que unas veces representan  un fonema y otras veces otro: la letra G ante a, o, u, y la letra G ante e, i.
Recuerda que el sistema consonántico español está formado por 19 fonemas y representado por 23 signos ortográficos. En el siguiente cuadro aparece representada la correspondencia -y consiguiente dificultad entre fonemas y grafemas.

Además hay que recordar dos ideas: la letra X representa la unión de los fonemas /k/ + /s/; no hemos incluido la letra H en el cuadro porque dicha letra no corresponde a ningún fonema.



Veamos el cuadro:

SISTEMA CONSONÁNTICO ESPAÑOL: FONEMAS-LETRAS

b---------------------------------------------- B
V
W
ch-------------------------------------------- CH
d---------------------------------------------    D
f----------------------------------------------    F
g--------------------------------------------- G  (sólo ante A, O, U o consonante).
GU (ante E, I).
j----------------------------------------------- J
G (sólo ante e,i).
k---------------------------------------------- C (ante A, O, .U o consonante)
QU (ante E, I).
K
l---------------------------------------------- L
ll--------------------------------------------- LL
m-------------------------------------------- M
n-------------------------------------------- N
ñ-------------------------------------------- Ñ
p-------------------------------------------- P
r--------------------------------------------- R
rr-------------------------------------------- RR (sólo entre vocales).
s-------------------------------------------- S
X (sólo ante consonante).
t-------------------------------------------- T
y------------------------------------------- Y
z-------------------------------------------- Z
C (sólo ante E, I).

Recuerde que los cinco fonemas vocálicos se representan con las letras que conoces:



a        e         i          o            u
y las consonantes /b/, /p/, /d/, /t/, /g/, /k/, /f/, /s/, /m/, /n/, /r/, y /l/ se transcriben al español con los grafemas heredados del latín b, v, p, d, t, g, c, k, q, f, s, m, n, r, l.

Recuerda también que el grafema h representaba en latín un fonema aspirado pronto desaparecido, aunque se mantuvo reflejado en la escritura. El grafema x representaba ya en latín la misma secuencia de fonemas (/k+s/), como en el español actual en la mayoría de los casos.
Las letras z e y , se incorporaron al alfabeto latino para transcribir los numerosos términos de origen griego que pasaron al latín tras la conquista de Grecia.

Es verdad que luego surgieron nuevos fonemas: /ñ/, /y/, /ch/, y /ll/, además del vibrante /rr/. También  ha llegado a nuestros días los fonemas /z/ y /j/
Pero no sólo son estas las cuestiones a las que debemos estar atentos. Es ésta sólo una parte de la problemática del español, que incluye otros aspectos: sistema de puntuación, acentuación, abreviaturas, correcta separación de palabras y sílabas, etc.